Un problema nada concreto en el Canal de Panamá


05.11.12
Ir Arriba

Contactar Editor
Imprimir
Recomendar

El vertido del hormigón en la obra parece ser el causante de la demora en las obras de ampliación de las esclusas

Según informaron fuentes oficiales del Canal de Panamá, las nuevas esclusas iniciarán operaciones en abril de 2015, siete meses después de lo previsto en el plan de obras original del proyecto. Esto se debe a los retrasos en el vertido del concreto en la obra.

Hasta el momento, la construcción de las estructura tiene un avance del 29% y deberían poder ser completamente operativas en octubre de 2014. Un retraso en la formulación del concreto ha obligado a retrasar los planes originales.

Según declaró Illya de Marota, gerente ejecutiva de Planificación de Recursos y Control de Proyectos del Programa de Ampliación de la Autoridad del Canal (ACP), el diseño de la fórmula produjo un retraso mayor de los previsto por los consorcios constructores. Al no haber una mezcla aprobada oficialmente no se podía comenzar a aplicar el concreto. Marota indicó que el objetivo es buscar soluciones para completar la obra en la fecha original o en diciembre de 2014, como muy tarde.

Si bien las esclusas han avanzado un 29%, el proyecto en su conjunto ya está terminado en un 40%, el cual tiene un valor de US$5.250 millones.

Solicitan compensación financiera

El retraso de la obra llevó al consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), adjudicatario de la construcción del tercer juego de esclusas, a presentar en julio pasado a la Autoridad del Canal de Panamá un reclamo económico por valor de US$573 millones. El consorcio está formado por la constructora española Sacyr Vallehermoso, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA.

Según se indicó, la calidad del basalto que debe utilizarse con el concreto y que fue proporcionado por la ACP no cumplía con lo establecido en las especificaciones técnicas del pliego del contrato, por lo que fue necesario realizar modificaciones a las especificaciones de las dos plantas moledoras construidas para dicho propósito.

La solicitud económica del consorcio constructor será analizada en primera instancia por la Autoridad del Canal de Panamá y, en caso de que sea rechazado, pasaría a la Junta Independiente de Resolución de Conflictos o a un Tribunal de Arbitraje Internacional.

El máximo responsable de la ACP, Alberto Alemán, indicó que es muy posible que el reclamo del consorcio constructor sea rechazado por el organismo y el contencioso sea trasladado al comité independiente de resolución de disputas.

El conflicto se complica aún más al declarar Alemán que los responsables de cumplir con la fórmula adecuada del concreto eran los contratistas y no la ACP. Durante una reciente visita a las obras de ampliación, el presidente panameño, Ricardo Martinelli, aludió a que las obras deberían estar listas a finales de 2014, aunque reconoció que podría producirse una demora o adelanto de unos meses en la finalización de la obra.

La ampliación del Canal permitirá que lo puedan surcar barcos denominados post-panamax con cargas de 12.600 contenedores y 366 metros de eslora, frente al máximo actual de 4.400 contenedores y 294 metros, lo cual cambiaría el mapa geoestratégico del transporte por carga entre Asia y la costa este norteamericana.

CPA

Comente sobre este Artículo

*
Ir Arriba

Contactar Editor
Imprimir
Recomendar

Ultimas Noticias Publicadas en CPA
Este artículo pertecene a Construcción Pan-Americana BID apoya mejora a servicios de agua y saneamiento en Belém, Brasil
Ultimas Noticias Publicadas en MPA
Este Artículo pertenece a Minería Pan-Americana La productividad es el principal desafío para la industria minera