Máquinas a escala: pasión de coleccionistas


14.10.09
Ir Arriba

Contactar Editor
Imprimir
Recomendar

pag322

Cada año se fabrican cerca de 100.000 modelos de  colección que son replicas de enormes máquinas, camiones y otros vehículos de verdad.


A algunos les gustan las cosas grandes; a otros, las pequeñas. Magnus Rieger no sabría qué elegir. Su experiencia en Volvo Construction Equipment le ha hecho muy sensible a la atracción que ejerce un potente dúmper articulado, una cargadora de ruedas o una gigantesca excavadora. Pero ahora, como director de licencias de Volvo Merchandise Corporation, ve las cosas bajo un prisma distinto.

Rieger se encarga, entre otras cosas, de la amplia gama de maquetas Volvo, que incluye desde máquinas para la construcción hasta camiones y autobuses. Su mundo es ahora mucho más pequeño.

“En estos modelos de colección todo se muestra en detalle”, dice. “Son mucho más que simples juguetes. Una vez tomada la decisión de fabricar la maqueta de uno de nuestros vehículos, los diseñadores técnicos crean datos y planos en CAD (diseño asistido por computadora) de las máquinas reales, que se usan como base para trabajar en colaboración con los fabricantes de maquetas. Nosotros mantenemos el control sobre el diseño y los materiales.”

“La idea es hacerlo todo tan auténtico como sea posible. Evidentemente, no tenemos que preocuparnos de detalles internos como los sistemas hidráulicos, pero todo el exterior debe ser una copia exacta. Y lo mismo tiene que ocurrir con el motor o la cabina del operador.”

“Son maquetas muy complejas. Para hacer la maqueta de una excavadora de gama alta, por ejemplo, se necesitan entre 15 y 25 herramientas diferentes. Hay herramientas para las orugas, la pluma, el compartimento del motor… Todo el proceso de creación de la maqueta de principio a fin dura entre 12 y 14 meses.”

Existen maquetas de 65 vehículos Volvo. Todos los años se fabrican unas 100.000 maquetas, la mayor parte de ellas a escala 1:50 (aunque los aficionados a los ferrocarriles prefieren maquetas más pequeñas a escala 1:87 para adaptarlas a sus trenes).

El mercado, explica Rieger, está dividido en tres segmentos: juguetes, maquetas de calidad y maquetas para coleccionistas.

Los juguetes, que en muchos casos se fabrican con licencia, están hechos de plástico y, pese a su gran parecido con el vehículo de verdad, van dirigidos a los niños.

Las maquetas de calidad están hechas mitad de plástico y mitad de metal fundido (zinc y aluminio) y, por lo general, están pensadas para coleccionistas o niños mayores. Las maquetas para coleccionistas son las de mayor precio y pueden llegar a costar hasta 100 euros (US$146), se fabrican fundamentalmente en China y son de metal en un 95%, exceptuando detalles como los neumáticos de caucho.

“Aproximadamente la mitad de las maquetas son para clientes, que las tienen en su oficina e incluso pueden usarlas para explicar cómo funcionan las máquinas de verdad. El resto se vende a coleccionistas, y muchas de ellas se venden en ferias internacionales como Intermat y Bauma.”

“Los coleccionistas son grandes aficionados, que conocen muy bien las máquinas y siempre están buscando información sobre los vehículos y las técnicas de fabricación. Hay quien colecciona buenos vinos y quien prefiere la maquinaria avanzada. Es así de sencillo.”

CPA

One Response to “Máquinas a escala: pasión de coleccionistas”

  1. quisiera saber que proveedor puede vender estas maquinas a escala y en que pais esta ubicado su farbica de distribucion, gracias

Comente sobre este Artículo

*
Ir Arriba

Contactar Editor
Imprimir
Recomendar

Ultimas Noticias Publicadas en CPA
Este artículo pertecene a Construcción Pan-Americana Venezuela lanza obras de recuperación en un parque nacional
Ultimas Noticias Publicadas en MPA
Este Artículo pertenece a Minería Pan-Americana Soluciones en la nube de SAP impactan en el sector minero