Vivienda, clave de la recuperación en América Latina


08.04.09
Ir Arriba

Contactar Editor
Imprimir
Recomendar
pag-85
La demanda de vivienda en América Latina es de 2.5 millones de unidades por año, pero sólo se cubre el 60%. Foto: Sara Jimena Santos

Las necesidades de vivienda de los sectores menos favorecidos de América Latina ayudarán a enfrentar los efectos de la crisis global.

Por Efrén Rodrigo Herrera

La construcción es uno de los sectores clave de las economías de América Latina para enfrentar y paliar los efectos recesivos de la crisis financiera internacional; y la vivienda de interés social (VIS) es la punta de lanza de los planes de inversión estatal y de muchos proyectos privados que esperan ser fuente de crecimiento durante los próximos años.

En países como Colombia, Chile y México, los gobiernos y los empresarios privados tienen en marcha planes y proyectos de inversión para atender la demanda de vivienda en sectores de bajos ingresos.

Los empresarios constructores de vivienda son optimistas y creen que los países están blindados frente a problemas como los que vivió Estados Unidos en su sector hipotecario. “Sabemos que estamos en un período difícil que no durará mucho tiempo, por eso apostamos a grandes proyectos con plazos de más de cuatro años”, comentó Germán Castellanos, encargado de La Felicidad, un megaproyecto que acaba de presentar la constructora colombiana Pedro Gómez.

Según cifras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reportadas por la organización Habitat, el déficit habitacional en América Latina y el Caribe crece cada año en proporciones alarmantes. “Mientras anualmente la demanda de vivienda crece 2.5 millones de unidades, sólo 1.5 millones son cubiertas por la oferta”, indica el informe del organismo no gubernamental que realiza programas para dar techo a los sectores menos favorecidos en todo el mundo.

Además, un estudio del BID encontró que la brecha en cuanto a la propiedad de la vivienda con servicios en áreas urbanas es de casi el 40% en América Latina. Esto significa que, de cada 10 familias que habitan en las grandes ciudades de países de la región, al menos cuatro no son propietarias.

Según el BID, en la región están cuatro de las 20 ciudades del mundo con más de 10 millones de habitantes, y también 55 de las 414 ciudades con más de un millón de personas. En esas 55 urbes habitan 183 millones de personas, “un tercio de todos los latinoamericanos”, dice el  BID.

Un estudio que hizo el BID en 1995 concluye que el “déficit cuantitativo (número de familias sin vivienda) se calculó en 28 millones de viviendas, y el déficit cualitativo (viviendas sin conexión de agua corriente) en 25 millones de viviendas”.

pag-93Pero cálculos más recientes de la misma entidad multilateral de crédito indican que, desde la fecha del estudio citado, no sólo se ha incrementado el déficit de vivienda en la región, sino que la brecha entre los países es demasiado alta: mientras el 27% de las familias en Chile no tienen vivienda, en Bolivia el déficit habitacional es de 64%. Colombia y Uruguay aún no resuelven el problema de vivienda para por lo menos el 40% de la población.

Dadas las condiciones coyunturales de la economía regional, las necesidades insatisfechas de un amplio sector de la población y la decisión de los gobiernos de participar como co-gestores de las iniciativas de inversión, se podría concluir que existe el caldo de cultivo perfecto para que la iniciativa privada geste sus proyectos y bases de crecimiento para el mediano plazo.

US$14.000 millones para vivienda en Latinoamérica

En el curso del próximo año los principales países de la región tienen planes para invertir cerca de US$14.000 millones en vivienda, especialmente de interés social, lo que se convertirá en un estímulo para que las economías salgan o resistan mejor la crisis económica global.

En Chile el gobierno ordenó un plan para enfrentar la crisis por US$1.500 millones y activó el Programa Extraordinario de Vivienda con 25.000 subsidios a la oferta para la construcción de viviendas de hasta US$38.118, confirmó Dalia Rojas, de la división de Comunicaciones del Ministerio de Vivienda de Chile (Minvu). El Estado financia casi la mitad de la construcción de la vivienda (desde US$15.200 hasta US$18.800).

Además, el Minvu ejecutará en 2009 unos US$1.690 millones en sus planes de subsidios de vivienda. “Las medidas del sector vivienda consideran 60.000 nuevos subsidios, que se suman a los 140.000 ya incluidos en La Ley de Presupuesto”, dice Delia Rojas.

Colombia anunció que comenzará un plan de inversión en 2009 en obras de infraestructura por US$22.917 millones, de los cuales US$13.334 millones corresponden a recursos del sector privado y US$9.584 millones al público, según datos de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol. De la inversión pública, US$417 millones se destinarán a vivienda. Al menos US$369 millones serán subsidios para viviendas de interés social (VIS).

Los proyectos de urbanismo y vivienda de Bolivia recibirán un gran impulso y el presupuesto destinado para tal fin aumentará 18% en 2009, frente a 2008 y llegará a un total de US$200 millones, según el informe “La reacción de los gobiernos de América Latina y el Caribe frente a la crisis internacional”, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El gobierno federal de Brasil ordenó la creación de una línea de crédito inmobiliario para funcionarios públicos para estimular la construcción civil. “Funcionarios de empresas públicas y sociedades de economía mixta” están incluidos, dijo la Cepal.
Además, el Banco del Brasil y la Caja Económica Federal darán crédito inmobiliario a tasas más bajas que las que se aplican en el mercado.

En Argentina el plan de obras públicas se dirigirá principalmente a proyectos de viviendas, hospitales, redes de alcantarillados y carreteras.

En Panamá, el BID aprobó un préstamo a largo plazo de hasta US$50 millones al Banco General de Panamá para apoyar la expansión de su cartera de crédito hipotecario. Los recursos estarán destinados principalmente a clientes de ingresos bajos y medianos, según informó el BID.

En México, durante 2008, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) registró una cifra que calificó “histórica” en el otorgamiento de créditos: “494.073 préstamos, es decir 7.71% más que en 2007”, confirmó Mayela Vazquez, asesora de la dirección general de la entidad. La cifra representa un “derrame económico superior a los US$11.540 millones”. Para 2009 la meta es superar los 550 mil créditos, comentó Infonavit.

Páginas: 1 2

Comente sobre este Artículo

*
Ir Arriba

Contactar Editor
Imprimir
Recomendar

Ultimas Noticias Publicadas en CPA
Este artículo pertecene a Construcción Pan-Americana Proyectos por US$12.000 millones revelan sólido modelo de APP en Perú
Ultimas Noticias Publicadas en MPA
Este Artículo pertenece a Minería Pan-Americana En Perú, Las Bambas de Glencore Xstrata presenta un 60% de avance